Leyendo
Localidad y legalidad: la historia detrás de Villa Vals en Suiza

Localidad y legalidad: la historia detrás de Villa Vals en Suiza

El rústico pueblo de Vals en los Alpes suizos es una de las zonas más pintorescas del país. A una altitud de 1250 metros sobre el nivel del mar, reúne numerosos proyectos excepcionales. La plaza principal está rodeada de casas originales con techos de tejas de piedra de cuarcita de Vals. A lo largo de los años, el pueblo mantuvo su auténtica tipología residencial y rural, asegurándose de que su tejido agrícola y rural permaneciera intacto. Quizás el recurso natural más poderoso del Valle de Vals, uno que ha nutrido su paisaje y su naturaleza, es el agua. Durante millones de años, el hielo y la lluvia han forjado la topografía, y han proporcionado al pueblo una fuente térmica de 30 grados, la única en el cantón de los Grisones que brota directamente del suelo.

© Iwan Stoecklin

Una de las arquitecturas más notables de Vals es el spa termal diseñado por el premio Pritzker 2009 Peter Zumthor. La estructura aislada está construida con cuarcita local, una piedra que combina los elementos del agua y la piedra para crear “la experiencia de bienestar perfecta”. Otra arquitectura icónica escondida dentro de las montañas de Vals aprovecha el material local, la tipología estructural y la topografía, un proyecto que deja intacto el paisaje original y lo interviene sutilmente para crear una hogar de vacaciones único: La Villa Vals.

Diseñado por los arquitectos Bjarne Mastenbroek y Christian Müller de SeARCH y CMA, la casa fue la visión de toda la vida del arquitecto, diseñada como una recreación de su sueño de infancia de tener un refugio subterráneo. Sin embargo, las autoridades locales advirtieron al arquitecto que una propuesta tan inusual podría no ser bien recibida por los vecinos, especialmente porque es obligatorio construir un modelo de madera de la estructura del edificio en el sitio para recibir la aprobación de todos los lugareños antes de comenzar. Pero dado que el proyecto no se impuso en ninguna de las casas del pueblo o baños termales, la construcción avanzó según lo planeado.

Tan perfecto como parecía el sitio, venía con un requisito previo: mantener el granero agrícola tradicional existente. El propietario inicial de la tierra, un granjero que entonces tenía 80 años, tuvo problemas para vender su casa porque ninguno de los compradores quería comprar el granero deteriorado con ella. El arquitecto, por otro lado, entendió el valor de toda la parcela y la relación de sus características entre sí, y solicitó comprar toda la propiedad tal como está.

© Iwan Stoecklin

El arquitecto se mantuvo firme en mantener la “localidad” del proyecto, sin comprometer al equipo de construcción ni a los materiales o la arquitectura para respetar al pueblo, los aldeanos y sus viviendas en el área serena y aislada. Esto resultó en una estructura apenas visible con bastante impacto arquitectónico.

El viaje de transición general de la villa lleva a los visitantes de un granero auténtico y primitivo a una casa contemporánea despejada y acogedora. El arquitecto transformó el granero en la entrada de la villa, dejando sus paredes, piso y techo en su estado original. La intervención contemporánea comienza con el túnel de hormigón completamente desnudo que conduce a la nueva casa, perforado con tragaluces que aportan luz natural. Al final del túnel, una fachada de vidrio cóncava se abre al paisaje circundante, enmarcando el paisaje de Vals pero abrigando a los visitantes con piedra de cuarcita local. En cuanto al interior, el arquitecto compuso delicadamente la circulación y la ubicación del dormitorio para asegurarse de que cada habitación recibiera su parte justa de luz natural y vistas panorámicas.

© Iwan Stoecklin

Durante la construcción de la casa, los trabajadores de la construcción se encontraron accidentalmente un pozo, por lo que el arquitecto decidió aprovechar el accidente al máximo y conectar el pozo a una fuente de agua potable permanente instalada en el patio exterior de la villa. Para evitar imponer diseños contemporáneos en un vecindario tradicional, la decisión del arquitecto de esconder la residencia de dos pisos dentro de una elipse cóncava, hace que parezca que la casa no está allí de todos modos.

© Iwan Stoecklin
Cuál es tu Reacción?
Me Divierte
0
Me Encanta
2
Me gusta
0
Me Interesa
0
Ver comentarios (0)

Leave a Reply

Tu dirección de E-Mail no será publicada.

© 2019 Vidriería Argentina S.A. - Todos los derechos reservados