Leyendo
Thom Mayne: “Me importa un bledo que no se entienda mi arquitectura”

Thom Mayne: “Me importa un bledo que no se entienda mi arquitectura”

El ganador del premio Pritzker en el 2005, es el autor de innumerables diseños arquitectónicos que han dado de qué hablar en los últimos años. El ejemplo más reciente son unas viviendas sociales construidas en Carabanchel (Madrid), que han llamado la atención por el curioso diseño.

Mayne divide hoy en día su vida entre Los Ángeles (en donde se encuentra su estudio Morphosis) y Nueva York (en donde ha establecido recientemente con su nuevo proyecto Cooper Unions).

Museo Perot de Ciencias Naturales en Dallas

Para el reconocido arquitecto, las 2 ciudades tienen notables diferencias entre sí. “La arquitectura californiana busca una renovación de lo contemporáneo. Hay un acuerdo en no estar de acuerdo. Me parece un plan insuperable. La idea de hacer saltar los límites está más presente en un lugar en continua redefinición como Los Ángeles. Nueva York representa la institucionalización de la cultura: allí están las principales editoriales, museos y críticos. Y uno no cambia las cosas por el centro. La Costa Este es la academia, y la Oeste, los que cuestionan”.

Por otro lado, Mayne sostiene que ser un arquitecto en los tiempos modernos no es tarea fácil debido a que “el trabajo de un arquitecto se juzga desde un punto de vista social, cultural y económico. Uno no puede aislarse. Pero yo decidí apostar por la autonomía de la arquitectura. Mis ideas son a veces imposibles de describir. Incluso para mí mismo es difícil entenderlas. Si miro a 1975, no tengo ni idea de lo que estaba haciendo. Vivimos en un mundo habituado a explicarse verbalmente y yo quería pensar desde la forma. Lo que hago debe explicarse con el trabajo”.

Universidad Emerson en Los Ángeles

Siguiendo la misma línea llevar a la arquitectura a un lugar de filosofía artística, Mayne explica que “La arquitectura funciona en dos niveles: el subjetivo y el conectado. Uno trabaja como un artista buscando una voz, saber quién es. Si haces lo que se espera de ti, algo ya visto, no llegas a nada. Cualquier artista pasa la mitad de su carrera tratando de entender quién es para saber qué marca quiere dejar en el mundo. Nada que ver con el ego”.

“Quiero hacer edificios fuertes. Si molestan es porque mucha gente no está preparada para tanta intensidad. La intensidad es lo que buscan los artistas. No me interesa la continuidad, sino el cambio. Yo tenía 20 años cuando se aprobó la ley de derechos civiles para los negros. Eso es cambio”.

Por último, Mayne ha dejado claro que su visión arquitectónica no es negociable ni pretende que sea comprendida. El arquitecto asegura: “Me importa un bledo que no lo entiendan. ¡No lo consigo entender ni yo! Sería un problema que vieran mis edificios como neutrales. Si les gustan o los odian, me va bien”.

Cuál es tu Reacción?
Me Divierte
0
Me Encanta
1
Me gusta
1
Me Interesa
0
Ver comentarios (0)

Leave a Reply

Tu dirección de E-Mail no será publicada.

© 2019 Vidriería Argentina S.A. - Todos los derechos reservados